"En Nerea Pérez creemos que la creatividad y el arte no se estudia, con tiempo y profesionalidad se perfecciona."

Lo que empezó como un hobby se ha convertido en mi vocación. Nerea Pérez lleva abierto desde noviembre de 2016, pero lleva detrás mucho tiempo de interés y dedicación. Soy una fotógrafa autodidacta, que ha creado su estudio de la nada, con esfuerzo y empeño.

Me he dado a conocer por mi trabajo en las sesiones de princesas, pero estoy abarcando gran cantidad de temáticas, fotos de familia, sesiones maternity, comuniones, etc.

Para mí el cliente es lo primero, debe vivir la experiencia y disfrutar de las sesiones.

Lo primero que busco es que mis fotografías trasmitan sensaciones a quienes las ven. Que puedan sentir la emoción que hay detrás de las imágenes.